foto1 foto2 foto3 foto4 foto5


>

Somos patea suelos que nunca pensamos en los eventos que se desarrollan en el subsuelo. Y sin ir tan lejos, nos ubicaremos en las cloacas, algo tergiversado, pero real. No es el comienzo pero si dónde la infección emprendió su viaje a la superficie.
El agua espesa, los insectos, así como las ratas que viven y se reproducen en el alcantarillado son portadores de muchas enfermedades que conocemos hoy en día. Y está vez... serán los que extenderán una de las peores pandemias en una pequeña ciudad, llamada Raccoon.

Un evento importante ha ocurrido y tú como espectador lo has visto, pero aunque puedas o bien quieras decirle a alguien, nadie te creerá, y no tendrás muchas opciones, pues ya será demasiado tarde, quizá intentes esconderte como los demás que tristemente ya son parte de una cofradía hambrienta, o tal vez desees escapar.
Solo o acompañado de otros sobrevivientes, el pavor iniciará en el instante de tomar el control.
El segundo archivo develará eventos que nunca pudimos imaginar, pero que podrán despejar de muchas dudas. Los supervivientes tendrán que hacer lo posible para que los del exterior sean espectadores de lo ocurrido en la profunda oscuridad.

Nadie lo pensó, y sólo era cuestión de tiempo para que las cadenas del mismísimo terror se rompieran para volverse una de las peores realidades. Con diferentes formas e incluso habilidades. No importa cuan preparado estés. Aquello que alguna vez viste detrás de una reja ya era violento, pero ahora... será peor.

Está es una historia, que en la línea del tiempo de la humanidad tendrá un cambio radical, imputado por los poderosos. Por aquellos que hicieron de está pequeña ciudad un paraíso que derrumbaron por su enorme codicia. Umbrella.

 

Análisis by Meristation

Si bien hace unos meses nos deshacíamos en elogios a la cuarta entrega de Resident Evil, la mejor aparecida hasta el momento, ahora nos toca analizar la otra cara de la saga, la que representa a toda esa cantidad de secuelas que no aportan más que consecutivos números en la coletilla del título del juego. Resident Evil Outbreak 2 carga con todos los problemas que sentenciaron a su predecesor, y no muestra síntomas de mejoría en ninguno de ellos.
Aunque ya dijimos hace unas semanas en nuestras primeras impresiones con la versión NTSC del juego que el modo para un jugador no terminaba de cuajar, lamentablemente los hándicaps no se ven solventados en el modo on-line (que a su vez es una novedad en territorio europeo, ya que dicho modo fue 'capado' en el primer Outbreak).

Pocos 'peros' se le pueden poner a un apartado gráfico como el de Resident Evil Outbreak 2. Gráficamente es sublime, y tanto los escenarios como los personajes gozan de un nivel de detalle pocas veces visto en un juego de PlayStation 2. No sabemos donde están los límites de PS2, y es que tras ver a Resident Evil 4 y a Outbreak 2 uno no se atreve a establecerlos. El caso es que nos encontramos con una variedad considerable de escenarios, cada uno de ellos ambientado en un sitio distinto de Raccoon City (entre ellos, algún que otro escenario ya aparecido en otros juegos de la saga, como la comisaría de Resident Evil 2), y todos ellos plasmados en unas perfectas 3D que ya poco tienen que envidiar a los clásicos fondos prerenderizados de la saga. Mención aparte para las animaciones, de impecable factura. Lástima que de nuevo Capcom recurra al uso de cámaras fijas, pues no es la primera vez que esta decisión afecta al apartado jugable de sus Survival Horror.

1  2

Cierto es que en una 32 bits como PSone resultaba arriesgado (de cara a mantener un alto nivel técnico) darle al jugador la posibilidad de jugar con la cámara a su voluntad, pero en una consola de 128 bits resulta imperdonable que aún tengamos que estar disparando a un enemigo que todavía no ha aparecido en pantalla. Intachable también resulta el apartado sonoro de Outbreak 2. Desde el magistral tema que suena en la intro con la que da comienzo el juego, hasta los espeluznantes efectos sonoros que producen tanto las balas como los gemidos de los zombis, se demuestra la experiencia de Capcom en el género de los Survival Horror. Lástima que la falta de situaciones dramáticas entre los personajes nos impida de disfrutar de un destacable doblaje para ellos, pero es el precio a pagar por un juego que ha perdido gran parte de las señas de identidad que caracterizan a la saga.

El principal problema de Outbreak 2 viene a ser lo limitado de su modo online, más aún cuando no es sino el principal atractivo a partir del cual se diseñó el juego. Lo que unido al poco gancho del modo para un jugador, deriva a un juego bastante monótono y aburrido. A priori, la incorporación de un modo para jugar a través de Internet debería multiplicar las posibilidades del juego en sí, y eso no sucede en Outbreak 2. Principalmente por la dificultad a la hora de comunicarse con los otros jugadores. Tanto la interfaz como la comunicación a base de preestablecidas órdenes resultan muy engorrosas, toscas, ya que estas no tienden a ser suficientes para las mil y una situaciones en las que se pueden encontrar un grupo de cuatro jugadores jugando simultáneamente. El teclado hubiera salvado los muebles, y con el uso del micrófono ahora estaríamos hablando de una experiencia de juego mucho más satisfactoria, amena y gratificante. Así que no acabamos de entender el porqué de un modo online si no se hace énfasis en la comunicación, ¿o acaso Capcom no ha visto lo bien que se las ha apañado Sony con su saga Socom? En Outbreak 2 regresan los personajes del título anterior.

Carentes de personalidad, carismas y demás cualidades que deberían tener como mínimo un personaje de videojuegos. Kevin, Mark, George, Cindy, David, Alyssa, Jim y Yoko regresan con nuevas habilidades que se suman a las que ya poseían. Incluyendo cada uno de ellos un objeto personal y que podrá compartir con otros personajes del grupo.

ai
Copyright © 2001-2017 - Resident Evil Center  - Todos los derechos reservados.