foto1 foto2 foto3 foto4 foto5


>

Lo debí haber visto venir. Poco después del derrocamiento de la Corporación Umbrella, sus armas biológicas cayeron en manos terroristas. Una nueva era de bioterrorismo se cernió sobre los países más vulnerables. Lo que puso en peligro el equilibrio de los poderes de esas regiones. Los habitantes de las zonas desestabilizadas temieron que sucediese otro incidente como el de Ciudad Raccoon, fuera inevitable.

En medio del pánico, los gobiernos del mundo recurrieron al Consorcio Farmacéutico Mundial, que creó la unidad antiterrorista llamada B.S.A.A. Los operativos de la B.S.A.A. recibieron la misión de infiltrarse en las bases bioterroristas, neutralizarlos y restablecer la seguridad y estabilidad en varias regiones del Planeta.

Sin embargo, las víctimas continúan aumentando con los años que voy luchando. Más y más me encuentro preguntándome. Si vale la pena pelear por todo esto. Quizá algún día lo descubriré.

Lo humano ha desaparecido. Una infección de demencia será lo que percibirás cuando estés ahí. Sin importar a dónde mires lo único que verás será muerte, ahí dónde todo comenzó.

El derecho de jugar a ser Dios, sólo alguien verdaderamente capaz de ser el elegido. Merecerá ese Derecho.

Mientras los conspiradores permanecerán en las sombras para lograr sus objetivos. La contaminación, la creación y sobretodo, la evolución. Emergiendo de lo más profundo del terror serás el espectador de nuevas especies dónde los límites de la luz y la oscuridad se cruzarán.

Ahora no habrá razón de temerle a la oscuridad puesto que el miedo ahora estará a la luz del día.

 

 

Análisis by Meristation

Adentrarse en el territorio hostil de Kijuju es mucho más difícil de lo que a primera vista puede parecer. El universo creado alrededor de la franquicia Resident Evil es tan extenso que es difícil saber encuadrar a esta quinta entrega dentro de la misma. Capcom ha intentado fusionar el argumento de los Resident Evil tradicionales con el estilo jugable del éxito de crítica y público que fue Resident Evil 4, más un cooperativo a lo Outbreak. Así, en cierto modo, se intentan abarcar todas las principales ramificaciones de la serie. Un movimiento integrador arriesgado, porque no necesariamente los amantes de una de las vertientes aprecian el resto de variantes, pese a que pertenezcan a la misma franquicia.

1  2

Esta división de opiniones se hizo todavía más patente tras el lanzamiento de la demo que se distribuyó a través de los servicios de descarga de las consolas que lo acogen. Han corrido ríos de tinta entre defensores y detractores de un juego que, para muchos, apuntaba demasiado alto, y para otros, era necesario. Sea como fuere, lo cierto es que todos esperaban su llegada como agua de mayo, ansiosos por ver lo que ofrecería en su versión final. Esta misma semana será cuando uno de los juegos estrella que han protagonizado todas las grandes ferias y las portadas de las revistas durante años, se ponga a la venta. Ha llegado su hora de demostrar si está al nivel de la expectación creada o se muestra impotente, incapaz de satisfacer a los usuarios.

Lo cierto es que Resident Evil 5 es un juego que se convierte en la culminación argumental de una gran franquicia, en el capítulo final que da sentido y lógica a todos los acontecimientos que se han ido sucediendo durante las seis entregas anteriores. Tiene potencial para satisfacer a todo aquel que le dé una oportunidad, aunque también hay que reconocer que su conservadora apuesta reutilizando planteamiento y convenciones de RE4, se percibe anticuada, y más aún, con un predominio absoluto de la acción que provoca que se sitúe lejos de ese espíritu de survival horror que había permitido despuntar a la serie en los incios. El giro hacia la acción y el desprendimiento de elementos de survival horror, que, si bien tiene lógica dentro del propio argumento de la serie, no siempre ha dejado satisfechos a los jugadores, ya con su cuarta entrega; nos hubiese gustado ver cómo se aprovechaba el potencial de la nueva generación para dar un paso adelante, algo que, por mucho que seamos testigos de un momento cumbre en la franquicia, no nos da la sensación que se haya hecho.

El juego conserva el estilo de juego de Resident Evil 4, en todos los aspectos, y esto es algo que le lastra. Si bien las primeras cinco entregas de la franquicia conservaron el mismo sistema de control (RE, RE2, RE3: Nemesis, RE Code: Veronica y RE0), lo cierto es que el éxito no acompañó mucho cuando esta última entrega, una precuela a la historia del primer capítulo, llegó al mercado en GameCube. Se criticó ante todo el que se mantuviese un sistema tan anticuado de control, ampliamente superado por otros juegos de la época; por eso mismo, Capcom cambió radicalmente la dirección de Resident Evil 4 a mitad de desarrollo, convirtiéndolo en lo que conocemos a día de hoy, algo que no aprobaron muchos seguidores. Ahora, Resident Evil 5 mantiene ese mismo sistema de control; pero cuatro años después, es demasiado tarde para repetir esa misma fórmula.

Si de algo no cabe duda es que estamos ante un gran juego, cuya calidad técnica y valores de producción están al nivel de los mejores títulos de esta generación, aunque le pesa su herencia genética en algunos aspectos. Antes de pasar al análisis pormenorizado de todo lo que ofrece RE5, debemos afirmar que es un título pensado, principalmente, para los seguidores de la franquicia desde su primera entrega; los guiños a las incursiones previas serán constantes, hasta el punto de que durante las pantallas de carga se nos narrarán hechos importantes de la cronología de la serie. Algo que provoca que los que no hayan disfrutado de ellas con anterioridad se pierdan gran parte del encanto de Resident Evil 5: una oda a su legado, un final digno a este extenso arco argumental, y a partir de aquí, como el propio Jun Takeuchi ya ha dicho, empezar de cero con Resident Evil 6.

Minimizando al máximo los posibles destripes en los que sería muy sencillo caer en este apartado, comentaremos lo que es la línea argumental de Resident Evil 5, uno de los puntos fuertes y de mayor atractivo de esta entrega. Chris Redfield ha estado luchando férreamente contra la corporación Umbrella desde los sucesos acontecidos en la mansión Spencer. Cuando creía haber acabado con ella, se unió a la BSAA, una organización que vigila todos los riesgos de terrorismo biológico a lo largo y ancho del mundo. En su última misión, Chris es enviado a Kijuju, donde se reuniría con su contacto, Sheva Alomar; ambos deberán seguir la pista de un hombre llamado Irving, quien parece tener mucho que esconder.

No obstante, su llegada a la región estará rodeada desde el principio de extrañas circunstancias. En sus primeros pasos por las calles de Kijuju, empiezan a observar un comportamiento extraño en sus habitantes, que se atacan entre sí. Siguiendo la calle principal, un grupo pega una paliza a alguien encerrado dentro de un saco, y se detiene cuando nos acercamos; en las calles de los alrededores, hay persecuciones. Llegan junto a su contacto y se preparan para su misión cuando el caos se apodera del entorno, y cientos de aldeanos se abalanzarán sobre ellos. Infestados, mejor dicho, dado que todos cuentan con un parásito en su interior que les incita a actuar de esa forma tan violenta. "No he visto nunca zombies como estos", que dice el propio Chris Redfield tras acabar con el primero que se encuentran.

ai
Copyright © 2001-2017 - Resident Evil Center  - Todos los derechos reservados.