foto1 foto2 foto3 foto4 foto5


>

dinner keyart JPG logo date 1473869686

Resident Evil 7 está al caer, y hemos tenido la oportunidad de jugar unas tres horas de una parte de él en las oficinas de Koch Media, y aquí os damos nuestras primeras impresiones sobre el nuevo título de la saga.

Durante ya varios años se está pidiendo el retornar la franquicia a los orígenes y alejarlo de la acción de RE5 y RE6, con la saga Revelations, se hizo un mix que se acercaba bastante a conseguir la justa medida de ambos géneros, pero con Resident Evil 7 los nuevos orígenes han regresado, orígenes porque hace sentir lo mismo que allá por los 90 con los primeros juegos y nuevos porque la jugabilidad, la cámara y demás mecánicas se han adaptado a los tiempos actuales.

re7avanc1

No vamos a entrar mucho en el argumento, pero la historia gira en torno a la familia Baker, unas “extrañas personas” que viven en una casa rural donde realizan “experimentos” con individuos a los que han secuestrado, y uno de ellos es el protagonista de esta entrega, Ethan, un humano normal alejado de los “supersoldados” como Chris o Leon, y lo único que intenta es escapar del infierno en el que le han sumido Jack, Marguerite y Lucas Baker.

re7avanc2

La ambientación que presenta es bastante gore, los inquilinos de la casa parecen ser muy sádicos y se encontrarán tripas, comida podrida, moho o bichos como moscas, cucharachas o escolopendras campando a sus anchas por el escenario, todo ello en una noche cerrada iluminada con velas o pequeñas lámparas, una luz que recuerda mucho a la conseguida en RE0 o REmake, pero con físicas mucho mejores como las sombras o los efectos de luz. Además este entorno será modificable, ya que los enemigos podrán destruir mesas, estanterías y demás.

El sonido de la casa acompaña mucho a esta ambientación, cambiando la música según sean momentos tranquilos, seguros y de acción, además de efectos a los que habrá que estar muy atentos, como pasos y ruidos que nos indicarán por donde puede aparecer nuestro enemigo.

re7avanc3

En cuanto a la jugabilidad, el primer gran cambio con respecto al resto de entregas (sin contar la saga Survivor) es que la cámara será en primera persona, personalmente, fui de los que en un inicio tuvo dudas sobre si esto podría funcionar en un Resident Evil, y tras este tiempo de prueba puedo decir que… Si, el juego consigue transmitir gracias a esa primera persona esa tensión que caracterizaba a las primeras entregas de la franquicia.

Además de eso, Capcom ha querido limpiar de elementos la pantalla para que la experiencia sea lo más inmersiva posible, por lo que no habrá un HUB de por sí, sino que nuestro reloj nos indicará la salud que nos queda, marcando nuestro pulso como ocurría en los orígenes, éste se sacará al entrar en el inventario, momento en el que el juego no se pausará, por lo que habrá que hacerlo en momentos muy concretos y siempre estando seguro, o si hay un enemigo cerca, ser lo más rápido posible.

Este inventario será muy limitado, aunque ampliable a lo largo de la aventura, y habrá que comerse muy bien la cabeza para saber qué es lo imprescindible para dejar espacios para recoger lo que se encuentre, porque la exploración va a ser muy importante, se acabó la progresión sobre raíles de RE5 y RE6, recorreremos los escenarios varias veces y habrá que encontrar objetos ocultos, documentos, munición, etc. Pero esta última escaseará mucho y tendremos que utilizarla sabiamente en las armas que podremos conseguir (pistola, escopeta, cuchillo entre otras). De los objetos que se encontrarán, se podrán examinar para descubrir ranuras ocultas que permitirán conseguir otros objetos, o combinarlos para adquirir otros, como las hierbas verdes con las que se crearán medicinas, más potentes que las primeras, o la pólvora para fabricar munición entre otras cosas.

Con todo este inventario y unos bolsillos tan limitados, se recuperan las míticas salas de descanso, lugares seguros donde los enemigos no podrán acceder y donde se dispondrá de un baúl, al igual que en las primeras entregas, donde podremos guardar los objetos que no nos sean necesarios en ese momento. Además, también habrá un grabador de cintas de casetes, que hará las veces de máquina de escribir de los anteriores títulos para poder guardar la partida, pero esto no significa que se eliminen del todo los puntos de control, ya que antes de ciertos jefes o zonas los habrá, por si se muere, no tener que volver hasta el último guardado, algo muy acertado ya que los jefes a los que nos hemos enfrentado nos han matado varias veces.

14 trailer view

De los jefes y los enemigos poco se sabe, en el tiempo jugado nos hemos encontrado con enemigos tipo zombie (el que aparece en la demo y que son parecidos a los de Revelations), bichos mutantes (avispas) y a la propia familia Baker, que estarán por el escenario y si te ven te perseguirán incansablemente y por mucho que lo intentes no podrás acabar con ellos, aparentemente son inmortales gracias a su capacidad regenerativa, recordando al gran Nemesis, si se les dispara, se pueden ver los agujeros de bala en su cuerpo y como se van regenerando. Y como ya he dicho anteriormente, no somos un supersoldado y de una patada acabamos con varios enemigos (como sí ocurría en RE6) pero se podrá intentar lidiar contra un enemigo en cuerpo a cuerpo con el cuchillo, con dificultad pero conseguir vencerle, pero no más, si hay dos o más y andas escaso de munición, huye y regresa cuando hayas conseguido más.

Pero qué es lo que ha caracterizado siempre a la franquicia Resident Evil, el miedo, y de eso habrá mucho, durante la parte jugada, Capcom ha conseguido que el miedo y el agobio sea constante, ya sea por los pasillos estrechos del escenario, la amenaza de que los Baker o enemigos aparezcan en cualquier momento al doblar la esquina, la cámara en primera persona, la ambientación y la música, el jugador se sentirá siempre en tensión. Un miedo no provocado por los sustos, que los habrá en su justa medida pero no excesivos, sino por esa sensación de no saber qué ocurrirá tras esa puerta o esa esquina.

15 mother bugs

Y eso no es todo lo que caracterizó a la serie, la exploración también, y en Resident Evil 7 tendremos bastante, las antiguas llaves con forma de animal para abrir ciertas puertas, las vueltas por haberte olvidado algún objeto en el baúl, las ganzúas para abrir cajones, y puzles, de los que sólo hemos podido ver un tipo, en esta demo.

Además de todos esto, Capcom ha introducido una experiencia nueva e interesante, las cintas VHS, objetos que se encontrarán a lo largo del juego y que podrán verse en los vídeos repartidos por el mapa con la curiosidad de que son completamente interactivos, y puedes jugar en ellos, en el tiempo jugado hemos descubierto uno, correspondiente a la demo Lantern, que se basa en la ocultación, pero otros tal vez se basen más en la exploración y, como especial añadido que se puede apreciar en la demo pública, los actos realizados durante el video, afectarán al escenario del juego.

03 playroom

En definitiva, este primer contacto con Resident Evil 7 nos deja muy buen sabor de boca, deseando continuar escapando de los Baker, Capcom al fin ha escuchado las críticas y a retornado de verdad a los orígenes, pero con los cambios justos y acertados para actualizar la saga a los tiempos que corren ya que una fórmula de cámara fija y movimiento tan tosco no hubiera funcionado. Deseosos estamos que llegue el 24 de enero de 2017 para que el juego sea al fin lanzado y podamos disfrutarlo al completo.

ai
Copyright © 2001-2017 - Resident Evil Center  - Todos los derechos reservados.